Círculos

Descubre tu poderoso ser interior

Dónde nació nuestro primer círculo

Hace más de un año fuimos conscientes de la importancia del autocuidado como base para llevar una vida sana y con sentido. Nos dimos cuenta de lo necesario que era hacer llegar este conocimiento a todas las mujeres que pudiéramos, cualquiera que fuera su edad y estilo de vida. Así reunimos a un grupo de 14 preciosas mujeres que vinieron de distintas ciudades, en la sala de yoga Bonhomia en Las Gabias, Granada. Y allí ocurrió la magia.


14 mujeres que no se conocían, se abrieron e hicieron de espejo unas a las otras nutriendo y dejándose nutrir.


Fuimos testigos de la transformación que se vivió esa tarde de Octubre tanto en ellas como en nosotras. Aquel encuentro avivó nuestras ganas de crear más contenidos, compartirlos con más gente y hacer una comunidad de almas que iban desde la más temprana juventud hasta la madurez sabia. Todas tenían algo que aportar. Todas tenían algo que recibir.


Y empezamos a crear más círculos, que hicimos en Almería, Granada, la playa de Salobreña,… donde hubo risas, lágrimas, abrazos, confesiones, miradas cómplices, gestos cariñosos, silencios que sostenían la energía de la compañera que lo necesitaba. Y en absolutamente todos, siempre estaba la misma compañera, la MAGIA.


Como para nosotras lo que nos mueve a la hora de crear estos encuentros, es compartir lo que nos atraviesa, nos dimos cuenta que era momento de empezar con la energía masculina. Comenzamos a hacer Círculos mixtos, y más tarde llegaron los Círculos de Hombres, creando un espacio para sanar la energía masculina que tanta necesidad tenía de ser atendida desde el amor.


Un poco más tarde la vida nos ha llevado a continuar trabajando nuestra creatividad y flexibilidad adaptando nuestros Círculos a la distancia. Por eso creamos también encuentros online donde podemos sentirnos a través de las pantallas.


Hemos tenido estrellas fugaces, fuego en la arena, danzas, meditaciones y sobre todo transformación.


Y esto, queridas almas, no ha hecho más que empezar.

Algunas fotos de nuestras preciosas almas indómitas.